MITOS MÚSCULO ESQUELÉTICOS

Hola amigos, hoy os presentamos un post muy interesante sobre “mitos músculo esqueléticos”. Craig Liebenson, publicó en 2012 un artículo sobre diferentes creencias y pensamientos músculo esqueléticos que no son correctos.

 

El primer mito que comenta es que las lumbalgias son una condición benigna y auto limitante. Tradicionalmente se ha pensado que la gran mayoría de episodios de lumbalgia se recuperan en un plazo de 4 a 6 semanas. Lo que ha llevado a creer que este problema puede manejarse sintomáticamente con fármacos y reposo. Esta opinión viene refutada por varios estudios realizados en centros de atención primaria. Además, existe una creciente evidencia de que es más rentable tratar de prevenir la cronicidad en quienes están en riesgo de contraerla, en lugar de esperar a tratar solo a aquellos en quienes se manifiesta una lumbalgia. Pero si esta decisión de tratar se pospone, puede ser contraproducente, ya que solo el 7,4% de los pacientes con lumbalgias crónicas representan la mayoría de los costes sanitarios.

 

Una serie de estudios prospectivos analizaron el curso de episodios agudos de lumbalgia. Estas investigaciones muestran que la mayoría de estos procesos álgicos tienden a mejorar rápidamente, pero no del todo, presentando brotes intermitentes. Aunque, los síntomas mejoren con el tratamiento médico, o porque a veces se disminuye la actividad o se cambia de empleo, no quiere decir que se haya recuperado. Esa recuperación a corto plazo no es una buena medida de resultado para un trastorno recurrente como es el dolor de espalda. La prevención de las recidivas es más relevante para el éxito de una intervención terapéutica. Según Deyo y Weinstein (2001), "el cuadro emergente es el de un problema crónico con exacerbaciones intermitentes, análogo al asma, más que una enfermedad aguda que puede curarse".

 

En próximos post os comentaremos más “mitos”.

Sin comentarios

Añadir un comentario