¿EL DOLOR AGUDO Y CRÓNICO SON SIMILARES?

Hola Amigos

 

Hoy os presentamos el mito número de 5 del trabajo de Liebenson.

 

El dolor es un mecanismo que nos indica daño y amenaza en el tejido. En el dolor agudo, el cuerpo responde de forma inmediata el estímulo nociceptivo, mayoritariamente como mecanismo de huida. Esta respuesta suele estar en consonancia al daño percibido, pero en el caso del dolor crónico no suele ser de esta manera.

 

En los procesos de dolor crónico, el daño ocurrió en el pasado, pero en la actualidad se sigue percibiendo la misma sensación. Esto es debido a que los umbrales de dolor descienden, provocando lo que se denomina alodinia, que significa que el dolor se siente en respuesta a estímulos no nocivos. Producido por células gliales que expresan cambios funcionales lo que ocasiona una distorsión de las señales nociceptivas.

 

Una terapia para reducir el valor de amenaza del dolor crónico es el entrenamiento con exposición gradual. Esto implica una combinación de reeducación en el movimiento y el comportamiento ante el miedo a un episodio doloroso, enfatizando en la recompensa de comportamientos sanos y olvidando los de enfermedad. Todo se realiza mediante exposición gradual a objetivos y metas establecidos por el paciente, lo que hace que aumente la motivación y el refuerzo positivo en cada sesión.

 

Por tanto y como se ha comentado en otros blogs, se hace necesario educar a los pacientes en sus patologías y de que manera pueden afrontar sus miedos, entre los que destaca la kinesiofobia o miedo al movimiento que puede desencadenar los problemas pasados.

Sin comentarios

Añadir un comentario